Cuando el niño llega al kínder ya ha completado el lenguaje hablado. Durante sus primeros tres años de vida, el niño ha estado construyendo su lenguaje y ahora estará consolidando lo que sabe. Debido a que el niño está construyendo su voluntad, él puede comenzar conscientemente a explorar el lenguaje. Este es el momento perfecto para que el niño obtenga las herramientas correctas en su idioma.

Para enseñar al niño a corregir el lenguaje oral, primeramente, se tiene que aprender nuevas palabras enriqueciendo el vocabulario del niño diariamente a través de lecciones formales y grupos clasificados. Después, se realizan ejercicios donde el niño experimente una gran variedad de experiencias lingüísticas

A través de estos grupos de ejercicios, el aprendizaje posterior del niño en lectura se verá facilitado por el reconocimiento de las palabras. Esta es la base para todas las otras expresiones de lenguaje.

 Si requieres que tu hijo tenga la mejor formación desde las primeras etapas de su vida, tomate el tiempo de entender sus necesidades y apoyarte en instituciones con programas inteligentes e integrales de educación como lo es: Colegio Sinaloa.